miércoles, 11 de septiembre de 2013

MANTENIMIENTO DE ASCENSORES

Mantenimiento de Ascensores

La Cámara de Ascensores y Afines, entidad fundada el 5 de Septiembre de 1949 y que aglutina a las empresas dedicadas a la fabricación, instalación, conservación, reparación, modernización y manufactura de partes de elementos componentes; constantemente ha tenido la inquietud de obtener reglamentaciones adecuadas y en esa postura está en la actualidad, efectuando en forma permanente, recomendaciones sobre las instalaciones y servicios.

A continuación detallamos a título de recomendación las tareas que deberán efectuarse, una vez por mes como mínimo:

1) Limpieza: esta tarea, que incluye los elementos ubicados en el cuarto de máquinas y en el pasadizo, es importante para visualizar desgastes producidos por el uso  y eventuales deterioros.

2) Lubricación: Todo mecanismo expuesto a rotaciones, deslizamientos o articulaciones, necesita una adecuada lubricación, (cuando no se trate de materiales autolubricantes), para su normal funcionamiento. Caso contrario se aceleran los desgastes y deterioros que puedan originar dificultades, en el mantenimiento del equipo o provocar accidentes en los usuarios.

3) Verificar: El correcto estado del funcionamiento de los elementos detallados a continuación significa:

3.1) Que los contactos eléctricos no presenten excesivo desgaste; que friccionen debidamente los fijos con los móviles cuando son de barrido; que no existan desajustes y que sus conexiones se encuentren firmes para no dificultar el paso de la corriente eléctrica.

 3.2) Que los interruptores de los elementos de seguridad; tales como los de puertas, límites finales, aparato de seguridad (paracaídas), dispositivos de cable flojo; se encuentren en condiciones para accionar  en el caso de necesidad. Que se encuentren en su punto de trabajo y correctamente conectados.

3.3) Que funcione la campanilla de alarma y el interruptor de parada por emergencia ubicados en la botonera de comando de la cabina.

3.4) Que los dispositivos de apertura y cierre del freno, sus articulaciones, electroimán y zapatas, trabajen correctamente y que éstas no presenten desgastes que impidan el frenado ideal.

3.5) Que el regulador de velocidad que acciona el aparato de seguridad, tenga en buenas condiciones sus elementos componentes tales como la garganta de su polea, los disparadores centrífugos, la traba del cable, la rueda, los resortes del gatillo de enclavamiento y los dispositivos de lubricación. Que su polea interior tensora no presente desgaste o deterioros en su eje, soporte, lubricador y, fundamentalmente, que  los resortes a la compresión que la mantienen en posición, no hayan perdido elasticidad y que el contrapeso tensor no apoye en el fondo de la caja. Que el cable de acero del sistema se encuentre tenso y su amarre con el brazo de accionamiento del aparato de seguridad, no presente aflojamientos o desajustes.

3.6) Que los guiadores de la cabina no presenten desgastes excesivos en los revestimientos que friccionan sobre las guías y que los soportes no  tengan desajustes.

 3.7) Que la cabina se encuentre debidamente fijada sobre su bastidor, tanto en la parte superior como en la inferior, para evitar movimientos.

3.8) Que las distintas tiras de los cables de acero de suspensión de la cabina y el contrapeso, se encuentren tensadas por igual para que trabajen parejas sobre las gargantas de la polea motriz. En caso contrario solamente soporta el peso y la fricción el o las que se encuentran tensas. Además se corre el riesgo de desgastes prematuros en las gargantas.

3.9) Que los tensores sujeta cables, además de tener correctamente realizados  sus amarres, tengan fijadas sus tuercas, contratuercas y pasador de seguridad en el extremo del vástago del tensor. Asimismo que los resortes de amortiguación no tengan roturas

3.10) Que para el caso de tratarse de un equipo con paragolpes de sistema hidráulico, estos tengan correcto el nivel de aceite y sus válvulas en condiciones de operar. En caso que tengan interruptor eléctrico, que se encuentre en buenas condiciones mecánicas y eléctricas.

3.11) Que contando con paragolpes a resorte, éstos no tengan espiras rotas y que se encuentren debidamente fijados a sus bases.

3.12) Que las puertas de la cabina, cualquiera sea su tipo, trabajen      adecuadamente. Si son a tijeras, que no presenten barrotes rotos o deformados; que sus rodamientos y espigas guiadoras no tengan desgastes o deterioros y que sus colizas no estén rotas o deformadas, impidiendo el deslizamiento normal.

3.13) Que contando la puerta de la cabina con operador automático, tanto sus elementos de arrastre, articulaciones, interruptores de apertura, cierre y seguridad trabajen en condiciones normales.

3.14) Que las puertas de acceso en los pisos, cualquiera sea su sistema de accionamiento, operen normalmente. Si son a tijeras, deben contemplarse los mismos detalles que para las de cabina. Si son plegadizas a tablillas, deben controlarse sus articulaciones, rodamientos de soporte, espigas guiadoras, pernos de fijación, guías y colizas, mirillas. En las de hoja giratoria, que los goznes y picaportes no presenten dificultades, cuenten con mirilla y que el cierre sobre su marco sea parejo en toda su extensión, especialmente en la zona de fijación de la cerradura electromecánica.

3.15) Para el caso de un equipo con contrapeso a sótano, su puerta de inspección está permanentemente cerrada con llave y cuente con interruptor eléctrico de seguridad que impida el funcionamiento del ascensor cuando se halla abierta.

3.16) Que todos los elementos metálicos no expuestos a tensión eléctrica se hallen conectados a tierra de protección. En el cuarto de máquinas las partes a controlar son: tablero de fuerza motriz; protectores térmicos; máquina; regulador de velocidad; llave de corte y final y registrador o selector de paradas. En el pasadizo: botones exteriores; cerraduras electromecánicas; marcos y puertas.

3.17) Que las cerraduras de las puertas exteriores, operando en el primer gancho de la traba de seguridad, no permita la apertura de las mismas cuando la cabina no se encuentra en piso y que dicha posición impida el funcionamiento del ascensor. Que con la cerradura operando en el segundo gancho de la traba, las puertas no deben abrirse si no se encuentra la cabina a nivel de piso. Que las trabas de seguridad cuenten con todos sus tornillos de regulación y fijación.

3.18) Que la apertura de la puerta de cabina impida que el equipo se ponga en marcha y lo detenga si estaba funcionando.

3.19) Que el patín móvil accione las cerraduras de las puertas exteriores,   únicamente cuando la cabina se detiene a nivel de piso.

3.20) El normal accionamiento de los dispositivos que efectúan la parada en los pisos, cuyos distintos sistemas pueden ser: llaves de parada en el pasadizo, a las que hay que controlar su posición, estado de los interruptores, brazos y ruedas, y los patines que las accionan. Registrador o selector ubicado en el cuarto de máquinas: debe verificarse la posición de sus interruptores y de los elementos que  los operan y los cables o cintas que mueven el sistema. Para el caso de inductores, interruptores o dispositivos electrónicos ubicados sobre el techo de la cabina, debe constatarse su fijación, funcionamiento y que las pantallas o patines registrables se encuentren en su exacto punto de corte.